ENVÍO GRATIS EN COMPRAS SUPERIORES A 59€*

6 ALIMENTOS PERJUDICIALES PARA TU PERRO

CUSTOMERS CUSTOMERS

Publicado el noviembre 20 2020

Muchos de los alimentos que consumimos los seres humanos no son adecuados para los perros, algunos pueden causarles graves problemas de salud, e incluso la muerte. 
 
El alimento más adecuado para una dieta equilibrada y completa para un perro es el pienso. Por eso, hay que evitar recompensarlos en su ingesta diaria con alimentos propios de una comida casera o con dulces - cuyo nivel de toxicidad puede incluso causarles la muerte -. Algunas veces, no es que no sean sanos en sí mismos, sino que los introducimos en su dieta de una manera desequilibrada. Otras veces no podemos evitar la tentación de ofrecerles premios que no son adecuados para ellos - como los huesos - o que incluso pueden llegar a ser letalmente tóxicos - como el chocolate o las gominolas -.
 
En cualquier caso, si se sospecha de una intoxicación, hay que acudir lo antes posible al veterinario; la rapidez puede evitar complicaciones graves de salud.
 
A continuación, descubre cuáles son los alimentos prohibidos para perros y elimínalos definitivamente de su dieta. Además, en caso de duda, te aconsejamos consultar con tu veterinario, quien te ayudará a elaborar una lista aún más completa y personalizada teniendo en cuenta el historial clínico y muchos otros detalles importantes acerca del estado de salud de tu perro. 
 
CEBOLLA
Empezamos la lista de los alimentos prohibidos para perros con un clásico, la cebolla, sin duda uno de los alimentos que deberíamos excluir por completo de la dieta del perro ya que se trata de un alimento muy tóxico. Puede llegar a provocar una anemia grave.
No debemos preocuparnos si nuestro perro ha comido una pequeña dosis de cebolla por accidente, no obstante, la ingestión continua provoca problemas gastrointestinales. Los síntomas de una intoxicación por cebolla suelen pasar desapercibidos, pero podríamos advertir vómitos, debilidad y un cambio del color de las mucosas del perro.
CAFÉ, TÉ Y CHOCOLATE
El café, el y el chocolate tienen en común la metilxantina - una sustancia que se encuentra en ciertos vegetales - , que actúa de forma directa sobre el sistema nervioso central del perro. 
En el café encontramos la cafeína, en el té la teofilina y en el chocolate la teobromina, todas ellas sustancias tóxicas si el perro las ingiere en grandes cantidades.
Las xantinas, además de afectar al sistema nervioso central del perro, pueden perjudicar al funcionamiento de los riñones y al sistema cardiovascular. Aunque existen perros más sensibles que otros a la metilxantina, lo cierto es que 100 gramos de chocolate negro en un perro de tamaño mediano puede ser muy perjudicial. Es uno de los alimentos tóxicos para perros más graves.
Los síntomas más frecuentes en una intoxicación de metilxantina son los vómitos, diarrea, incontinencia y temblores. Lo más recomendable es provocar el vómito del perro antes de las dos horas de la ingesta del alimento.
AGUACATE
El aguacate es sin duda una de las verduras prohibidas para perros, debido a una toxina fungicida que deriva de los ácidos grasos. Su nivel de toxicidad es leve en perros, sin embargo, en otros animales sí puede causar síntomas graves.
Esta toxina se encuentra únicamente en el hueso y en las hojas de la planta, pero no en la carne de la verdura - la parte verde del aguacate -. Si el perro lo consume, podemos observar vómitos, diarrea, falta de producción de heces y, en los casos más graves, el desarrollo de una pancreatitis - inflamación del páncrea -. El mayor riesgo de consumo de aguacate se produce por obstrucción del hueso en el esófago.
AJO
Al igual que ocurre con la cebolla, el ajo contiene alicina, lo que podría provocar también la aparición de anemia ante un consumo regular y de forma excesiva. Es otro de los alimentos prohibidos para los perros. No obstante, a diferencia de la cebolla, el ajo ha sido motivo de estudio y se han descubierto potentes efectos antibióticos, antifúngicos, antiparasitarios y potenciadores del sistema inmunitario y cardiovascular del perro.
Aunque es un alimento que es mejor evitar, especialmente en perros que padecen problemas digestivos, inmunitarios o alergias, las consecuencias o los beneficios del consumo de este producto pueden variar mucho dependiendo del propio perro - su genética, la dosis que ingiere, etc. -. La intoxicación por ajo tiene los mismos síntomas que la intoxicación por cebolla.
SAL
Muchas personas que elaboran dietas caseras para perros utilizan la sal como un condimento más, pero, un elevado consumo de cloruro de sodio - la sal - puede conllevar la deshidratación del perro, agravar patologías cardíacas y renales o provocar una intoxicación en él. 
Es importante saber que la sal es el producto más utilizado para inducir el vómito a un perro. Los síntomas de una intoxicación por sal serían vómitos, hemorragia interna, descoordinación, diarrea, polidipsia y poliuria - ganas de beber y orinar constantes- , shock y convulsiones. La sal es uno de los alimentos tóxicos que las personas - sin ser conscientes - incluyen a veces en la dieta para perros.
NUECES DE MACADAMIA
El consumo de las nueces de Macadamia puede provocar una intoxicación en el perro. Son varios los estudios que demuestran la toxicidad de este fruto, ya sea consumido crudo o tostado. Las nueces de Macadamia afectan directamente al sistema nervioso central del perro y actúan bruscamente pasadas 24 horas de la ingesta. Los síntomas clínicos incluyen depresión, vómitos, ataxia, temblores, dolor abdominal, rigidez, y se observan con facilidad mucosas pálidas o anémicas. Aunque los efectos iniciales son graves, el consumo de nueces de Macadamia no es mortal para el perro.

En conclusión, es importante saber qué alimentos y qué dieta son las adecuadas para nuestro perro. De esta forma si, por accidente, nuestro perro ingiere alguno de estos alimentos sabremos qué es perjudicial para él y podremos actuar.